Archivo de la etiqueta: cuadros

CUADROS DE COMUNIÓN

66 quadres de comunió

Esta imagen pertenece a dos prototipos de un nuevo producto en el que estoy trabajando, son cuadros de recuerdo de la primera comunión. Un detalle para regalar, para acompañar el vestido el día de la muestra del traje o también para presidir las mesas dulces tan chulas que se hacen hoy en día.

Los cuadros son totalmente personalizables, los trajes de comunión, se pueden elegir entre varios modelos. También el color de pelo y los ojos, para que se asemeje lo más posible al niño o niña. Los fondos del cuadro, en cuanto a formas colores también los podéis cambiar al gusto.

Si se desea también se puede hacer la ilustración con el mismo traje de la niña o niño.

Este cuadro se entrega enmarcado con el mismo modelo de marco de la foto, de Ikea con cristal.

Para más detalles podéis pedir información sin compromiso a llimaplena@gmail.com

Anuncios

ESMALTE AL FUEGO

17 esmalt al foc

Hace muchos años me apunté a un curso de esmalte al fuego, me apetecía un montón aprender esta nueva técnica para mí, apenas la conocía y no sabía ni para que se utilizaba ni como se podía aplicar, la verdad cuando empecé aluciné.

Casi siempre podemos apreciar el esmalte en joyería o bisutería, en pendientes, anillos o broches… en los que los motivos de color parece que estén pintados con un barniz, pero en realidad es esmalte.

Qué es el esmalte

El esmalte tiene una textura como la arena fina de la playa, y se consigue triturando cristal y metales, los diferentes metales se encargan de aportarle uno u otro color.

Cómo se aplica

Se ha de aplicar sobre una base metálica, sean metales nobles como el oro o la plata para joyería o bronce para los cuadros o esculturas.

En el caso de la plancha de cobre, debido a su tamaño, hay que darle una capa de esmalte también en el reverso ya que el esmalte se ha de cocer en un horno y esta capa actúa de protección.

La aplicación es un poco laboriosa ya que se ha de mezclar la cantidad que deseemos de esmalte con agua destilada, para evitar impurezas, hasta conseguir una textura similar a la de la arena cuando la mezclamos con agua para dejar caer entre nuestros dedos para que se formen esos pegotes que dejamos caer uno encima de otro hasta conseguir las estalagmitas tan chulas que se acaban desmoronando, jejej. Esta masa se coge poco a poco con una espátula, hay que evitar manipularla con las manos, para no contaminarla, y se aplica con un pincel colocando estos pegotitos de arena que van formando el dibujo.

Para finalizar se introduce la placa en un horno que está a poca temperatura y que poco a poco alcanzará los 800 grados centígrados consiguiendo que el esmalte se funda y se compacte junto con la placa consiguiendo el dibujo que queremos, hay de quejar que se enfríe poco a poco.

¿Lo más especial del esmalte?

Desde luego para mí lo más me atrae de esta técnica son los efectos que se pueden conseguir, desde la maleabilidad del metal para modelar formas y volúmenes y sobre estos aplicar el esmalte, hasta añadir cristales rotos de una botella o cristales de Murano o añadir hilos de metal para perfilar los dibujos, incluso cocer el dibujo una y otra vez hasta que se queme.

Me encantaría volver a retomar esta técnica que yo comparo con el yoga, si consigues superar el desquicio de la tranquilidad que hace falta al principio luego consigue relajarte que da gusto.